Encuentros y dinamita

1) Hace un par de horas, de vuelta a casa en el coche, he visto: primero al fotógrafo José Antonio Melendo: no le he podido decir nada porque se ha puesto el semáforo verde en ese instante; después a Juanita López, a quien conozco desde muchos años antes de que se convirtiera en la compañera del poeta chileno Rolando Mix. Con ella sí he intercambiado dos frases rápidas a través de la ventanilla.

2) Sigo dándole vueltas al hecho de que las imágenes de las movilizaciones de los trabajadores de Nissan en Barcelona me recuerden tanto a los años ochenta. Fueron años duros. Difíciles. En muchos aspectos, tristes. A pesar del vulcanismo cultural ansioso de este país. Muchas voces auguran ya cambios definitivos tras la crisis económica. A ésta la califican como la peor de las que hayamos tenido noción, junto a la de 1929. Pero nadie parece querer explicar LO QUE ESO SIGNIFICA EN REALIDAD. Lo de “la peor crisis” lo he oído en la radio del coche, poco antes de ver a José Antonio Melendo. Da la sensación de que el juego de prestidigitación financiera en el que hemos vivido los últimos años no es sino la punta del iceberg de la esclorosis del sistema.
Por la mañana me ha dado tiempo a echar un vistazo al blog de Lamima, que recoge un artículo de Pérez Reverte del año 1998: la jodida radiografía pone los pelos de punta (por la exactitud del diagnóstico previo-previsimo, a pesar de que todo lo que plantea Pérez Reverte suena a puro sentido del común). La dirección es ésta: http://lamima.blogia.com/2008/111201-visionario-reverte.php
Recojo también de su blog el enlace al video de Youtube de la entrevista que Buenafuente hizo a Leopoldo Abadía, que se ha convertido en el profesor de la crisis ninja para todos los que no entendemos de economía y menos aún de economía global: http://www.youtube.com/watch?v=lU-j2mIwOpE

Puede que se piense como una ingenuidad por mi parte (me da igual), pero estoy preocupada, seriamente preocupada. Por eso ahora escucho las noticias en la radio, en vez de música. Quiero aportar un enlace al blog Entrenómadas, donde han colgado el comunicado del Anillo Solidario de Blogs: “Su crisis que la paguen ellos”—> http://entrenomadas.wordpress.com/2008/11/13/su-crisis-que-la-paguen-ellos/

3) Sigo estupefacta ante la judicialización (como se ha puesto de moda decir) de la vida académico-literaria. Y, aunque pienso al respecto una serie de cosas, ni me atrevo a decirlas, claro. Cuidadín. Esto viene, ya imaginaréis, por el “caso García Montero”. Ops.

4) Sigo perdida. Y me sigue interesando más el lenguaje que el mercado. Bueno, no es así. El lenguaje es mercado. Publicidad. Pero como no sé qué va a pasar después de la crisis, después de Google, después de Obama, mañana por la mañana. Como todo el mundo dice que no nos va a conocer ni nuestra madre, y sin embargo a mi las imágenes de Nissan me recuerdan tanto a los años ochenta, insisto…

5) Estoy terminando La casa de los encuentros, de Martin Amis, con su historia de amor, y sus comemierda, sus cerdos, sus urkas, su contaminación, su dinamita. Puede ser una explicación.

6) Menos mal que he visto un par de caras conocidas en medio de la ciudad esta tarde.
Menos mal que sé las operaciones básicas: http://unblogparadaniel.blogspot.com/
Anuncios

9 Comments

Add yours →

  1. Vaya seis puntos los tuyos como huella de profundas reflexiones.Por algunas de ellas ya he pasado, a veces con asombro y siempre con preocupación.Preocupación relativa, claro. Yo he pasado peores crisis y me joroba que esta se me imponga porque me la echen encima quienes la ven de cerca en sus expectativas (que no en sus bolsillos -tan seguros y blindados).Lo de García Montero me reconcome.Paso a ver lo de Daniel.Besos, Luisa.

    Me gusta

  2. Pues esta mañana en la radio han dado la noticia de que Ibercaja anunció ayer que esta entidad financiera se encuentra en la mejor disposición y solvencia para atender las necesidades previsibles de los ciudadanos en esta situación de crisis. Siempre hay quien gana. Siempre son los mismos. ¿Tú crees, de verdad, que todo este “crack” va a cambiar algo?

    Me gusta

  3. Ybris, en cierta medida estoy de acuerdo en que tú, yo y el mundo en general ha pasado por momentos peores que éstos. No me cabe duda. Lo que me preocupa, y con ésto paso también a contestar (es un suponer) a la pregunta que deja Inde, es que en estos momentos nadie sabe muy bien qué puede resultar de este desbarajuste. No, no creo que en esencia nada cambie. Pero es que en esencia las cosas varían poco, si somos estrictos respecto a esas cuatro operaciones básicas en que todo termina en realidad (o empieza). Pero la historia no valora solamente éso. Si lo hiciera, no habría historia. Hay que acudir a los matices, a las apariencias, a los movimientos de diferente índole, ver cómo se producen, desaparecen, se mezclan: es una forma simplemente de ordenar un poco a todo el mundo (o un mucho, claro).En ese sentido, sí que creo que es posible que se vayan a producir cambios severos. No digo que a mejor. No tengo ni repajorera idea (y no me siento mal, porque me parece que todo el mundo está a verlas venir). Sólo pienso que se está produciendo en este momento la confluencia de una serie de factores (resumidos en puridad en la cacareada globalización -información, movimientos de población, cultura, crack económico con efecto dominó, etc) que a la larga tienen que desembocar en algo: eso si se cumple la ecuación historicista (deformación medio profesional, será).Inde, no había oído de lo de Ibercaja: monte de piedad, tenemos… uffsss (¡poco me fío….!)

    Me gusta

  4. Has reflejado certeramente lo que los “no especialistas” vimos (los 80, con el periódico “progre” haciendo hagiografías de cuanto banquero se le pusiera por delante) vemos (¿por qué parecen complacerse tanto los que, de todos modos no van a perder, en señalar la palabra crisis? ¿qué pretenden? ¿es su palabra talismán para conseguir qué?) y veíamos venir:”Es un hombre que camina solo por el barrio. Un martes por la mañana a la hora en que los demás trabajan. (…) Su mujer lo mira desde el balcón(…) Pechos una vez de brillantina, la locura de la sala de fiestas, todos esos hombres y sólo tú con tu cara de pájaro. Ven aquí, voy a llevarte lejos de este infierno, tengo negocios. El mismo hombre que hoy se arrodilla en el cajero automático y que suplica, perdónanos, Señor, perdónanos.”de “Dinero” de Pablo García Casado.He estado un poco desconectada y no conozco el tema García Montero…Me informaré.Un abrazo, Luisa.

    Me gusta

  5. Te encontré por feliz azar… A veces el Destino me regala joyas como ésta… Excelente escritura, y no menos sugestivos los contenidos… Fue una agradable sorpresa encontrarte… Ojalá tengas curiosidad por el mío que recién comencé hace una semana a publicar una novela por capítulos, “Amanece púrpura”; una novela en proceso, de la que ya he editado una parte del segundo capítulo. Iré escribiendo los siguientes siempre que haya lectores “suficientes” y “paguen” su lectura con el impuesto revolucionario de sus comentarios… Bueno, hasta otra, en tu casa o la mía… Un saludo cómplice. Volveré.

    Me gusta

  6. Querida, no se lo digas a nadie pero… yo he dejado de escuchar las noticias. En cuanto llego a mi casa pongo música.

    Me gusta

  7. A mi me joroba saber positivamente que de todo esto no va a salir un verdadero castigo para unos cuantos. Sé que quedará todo en agua de borrajas y me revuelve las tripas, en serio.Oye, lo de García Montero lo escuché en la radio y me quedé atónita. Me alegro de que la noticia haya cundido para que nos enteremos de como se las gastan por ahí….Querida mía: menos mal SIEMPRE que nos quedan las cuatro operaciones básicas.Besazos.

    Me gusta

  8. Yo escucho música, pero al final acabo con la radio.Y oye, yo no he podido saludar a dos personas que me he encontrado, más o menos como tú.Interesante forma de presentar el día, es decir la “vida”.Un beso,Marta

    Me gusta

  9. Muy lúcido Reverte, sí señor (en esta ocasión, al menos). Esperemos que lo de Nissan no tenga un pronto trasunto en GM y que los destrozos de Barcelona no nos los encontremos por aquí en breves.Yo creo que habrá cambios, pero sólo de disfraz, nada más.Yo también escucho música.Besos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: