Series y series-3/ ¿Es usted el asesino?

Como hoy hay nieble en Zgza…

En teoría esta serie yo no debía haberla visto, según normas, pues era pequeñajísima. La hacían muy tarde por la noche, creo que los lunes. Era de suspense y policiaca, genial para las miedosisimas como yo. Era además para mayores, tenía dos rombos (¿dos rombos….?, dos rombos equivalía a decir en la dictadura: “esto sólo lo pueden ver los mayores de dieciocho tacos” y así así…) No sé por qué nunca me prohibieron ver las cosas que se emitían con esos rombos, que hoy seguro nos parecerán absolutamente ingenuas y tontas. A mi tampoco me causaban especial impresión… Pero me gustaba verlo todo, todo.
¿Es usted el asesino? hizo furor. Una serie soberbia. Escrita, diriga e interpretada por Narciso Ibáñez Menta, haciendo un remarke de otra en la que ya había trabajado para la televisión argentina. Las escenas de cabecera de la serie, si no recuerdo mal, presentando los pies del asesino y el paraguas mortal repiqueteando por los adoquines de la medianoche eran espeluznantes…
No he encontrado más video que esta especie de presentación. Ahora la han editado en DVD. habrá que planteárselo.
Anuncios

7 Comments

Add yours →

  1. Entre la musiquita y los pies, tenías que acabar de los nervios, y si encima la música era de las que, cuanto más se avanzaba, más fuerte iban sonando… ahí es cuando a mí me da por morderme las uñas XDNo soy buena para las series o películas de terror, hace siglos que no veo ninguna entera… y es una pena, porque hay alguna que otra que parece interesante.Besos.Rosa.

    Me gusta

  2. Cuando empezó la televisión los padres no conocían el peligro para los niños. Me acuerdo de haber pasado auténtico miedo con esta serie, teniendo pocos años, y lo mismo con Los Intocables de Eliot Nes e Historias para no dormir. Nos quedábamos hasta tarde los dos hermanos con mi madre y luego y nos tapábamos la cara para no ver, apenas por una rendija entre los dedos. No eran cosas para ser vistas por niños, pero en aquellos tiempos los padres no lo tenían en cuenta y luego salíamos con miedo a la oscuridad y viendo sombras por el dormitorio o escuchando ruidos de madrugada por los pasillos.

    Me gusta

  3. A mi no me dejaban ver lo que llevase dos rombos, nanay.Me recuerdo intentando despistar a mi madre los sábados por la noche (que era cuando echaban las pelis entonces) al comienzo de la pelicula para que no se diese cuenta. Funcionó…alguna vez. Lo que ahora no sé es si “recordaban” los rombos de vez en cuando durante la emisión…No vi esta serie pero la conocía. De todas formas a mí Don Narciso me daba miedo siempre hija. Encasillado que lo tenía yo.Besos neblinosos.

    Me gusta

  4. Yo ya no llegué a los rombos, aunque sí sé lo que significaban. Al final todo eran remedos del gran Sir Alfred (el de verdad) y de su serie televisiva, pero algunos, por lo que sé, estaban muy bien logrados.Besos nostálgicos.

    Me gusta

  5. En mi casa lo de los rombos tampoco tenía demasiado significado. Me encantaba la serie, no me perdía ni un capítulo. Además, como era en blanco y negro todavía le daba más intriga. Besos guapa

    Me gusta

  6. esta mañana tenía que ir a la calle alfonso muy tempreno y de verdad que zgz tenía ese aspecto tenebroso que no concuerda con la revolución constante que le da el cierzo, y si, ere como una peli vieja en blancoy negro, la gente muy abrigada y cada quien a lo suyo, a lo mejor el asesino andaba por allí caminando sigilisoamente revolviendose con la gente y pasó por mi lado y me miró de reojo. jajajaja , me gusta tu blog, y quiero tenerlo en la lista de los blog geniales, me das permiso?visitame http://www.cronicasdelamanoizquierda.blogspot.com

    Me gusta

  7. Bueno, amigos, lo cierto es que la ficción puede producir miedo auténtico: el miedo no es innato, claro. A mi esta serie me ponía los pelos de punta, pero eso me gustaba. Y creo que fue un trabajo realmente digno por parte de Ibáñez Menta, aunque, desde luego, Alfred, tu tocayo es inigualable, y su serie idem. Pero en formato nacional esta tampoco estaba nada mal, al igual que las famosas “Historias para no dormir” de Chicho, con cuento de Poe incorporado incluso (vaya lujo para la época).Sara, por supuesto que puedes poner en lista este blog y volver cuando te apetezca. Iré a verte por tu sitio, claro.Abrazos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: