Jirafas

Jirafa 1.

“Pero creo que puedo afirmar que cuando nosotros criticamos en el artefacto bárbaro el énfasis del rasgo espectacular, seductor, servil, nos parecemos a quien, delante de una jirafa, moviera la cabeza señalando: patas y cuello demasiado largos, un horror. El problema es que eso no es un caballo oblongo que ha quedado mal: es una jirafa. Un animal espléndido: hace mucho tiempo era un regalo especial, reservado a los reyes” (Alessandro Barico, Los bárbaros. Ensayo de una mutación:160-161. Anagrama)

Jirafa 2 (con felicitación por que el día de la presentación fue muy bien y porque la propuesta-exposición es realmente interesante).
una jirafa
poema visual de luis buñuel
visto por 21 artistas aragoneses
El pasado día 26 de Noviembre, en la Biblioteca Pública María Moliner de Zaragoza, se inauguró la exposición “Una Jirafa” que recoge la visión de veintiún artistas plásticos aragoneses del texto que, con el mismo título, publicase Luis Buñuel en 1933 en la revista Le Surréalisme au Service de la Revolution. Con anterioridad, a las 19:30 se presentó oficialmente en el salón de actos y conferencias del Centro de Historia.

Organizada por Artix espacio creativo y Producciones Che y Moche, la exposición, que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Zaragoza y con el apoyo de Zaragoza 2016, ya que Buñuel es uno de los cinco apartados en los que se basa la propia candidatura, del Gobierno de Aragón y del Centro Buñuel Calanda, surge como iniciativa del Centro de Investigación Artefacto en paralelo a la producción del espectáculo teatral “Una Jirafa” de Producciones Che y Moche.

En el texto de Buñuel, concebido como manual de instrucciones para la construcción de un objeto surrealista, Buñuel describía cada una de las manchas de la jirafa como un lugar en el que aparecían los más diversos objetos asociados de los modos más absolutamente surreales. Cada artista se hace cargo, en este proyecto, de una de esas manchas y da su particular visión de los mundos propuestos en ellas por don Luis. La pintura, la fotografía, el collage, la escultura o el ensamblaje componen así el necesario repertorio de técnicas e ideas que permiten reconstruir esta nueva versión de esa jirafa.

En esta exposición, concebida como un “lugar de encuentro”, participan los artistas Jorge Juan Perales, Nicolae Didita, Jessica Aliaga Lavrijsen, Álvaro Ortiz, Antonio Chipriana, Javier Joven, Miguel Ángel Gil, Esther de la Varga, Ricardo Calero, Paco Serón, Fernando Clemente, Olga Remón, Caterina Burgos, pierre d. la, Mariángeles Cuartero, Sergio Muro, Christian Losada, Lina Vila, Rakel García, Helena Santolaya y Miguel Ángel Ortiz Albero.

La exposición se podrá visitar desde el 26 de noviembre hasta el 26 de diciembre, en horario de 9 a 21 horas de lunes a viernes y sábado de 9 a 14.

Jirafa 3 (de donde viene Jirafa 2).

Esta jirafa , de tamaño natural, es una simple tabla de madera recortada en forma de jirafa, que ofrece una particularidad que la diferencia del resto de animales del mismo género realizados en madera. Cada mancha de su piel, que a tres o cuatro metros de distancia no ofrece nada anormal, está en realidad constituida, bien por una tapa que cada espectador puede fácilmente abrir haciéndola girar sobre un pequeño gozne invisible disimulado en uno de sus lados, bien por un objeto, bien a través de un agujero a través del que se ve la luz del día – la jirafa no tiene más que algunos centímetros de espesor -, bien por una concavidad que contiene los diversos objetos que se detallan en la lista que aparece a continuación.

Hay que destacar que esta jirafa no cobra verdadero sentido hasta que esté enteramente realizada, es decir, cuando cada una de estas manchas cumple la función para la que ha sido destinada. Si esta realización es muy dispendiosa, no deja por ello de ser menos posible.

Buñuel, Jirafa y Giacometti
TODO ES ABSOLUTAMENTE REALIZABLE
Para esconder los objetos que deben encontrarse tras el animal, habrá que colocarlo delante de un muro negro de diez metros de alto por cuarenta de laro. La superficie del muro debe estar intacta. Delante de este muro será necesario cuidar un jardín de asfódelos, cuyas dimensiones serán las mismas que las del muro.
EN LA PRIMERA:[….]…Tras abandonar la mancha , tomar un álbum que deberá encontrarse en el suelo a los pies de la jirafa. Sentarse en un rincón del jardín y hojear este álbum que presenta decenas de fotografías de muy miserables y pequeñas plazas desiertas. Son de las viejas ciudades castellanas : Alba de Tormes, Soria, Madrigal de las Altas Torres, Orgaz, Burgo de Osma, Tordesillas, Simancas, Sigüenza, Cadalso de los Vidrios y sobre todo Toledo.
EN LA QUINTA: Dos bolas de billar caen con gran estrépito al abrir la mancha. En su interior sólo queda, en pie , un pergamino enrollado, atado con liza; debe desenrollarse para poder leer este poema: A RICARDO CORAZÓN DE LEÓN. Del Coro al caño, del caño a la colina, de la colina al infierno, al sabbat de las agonías del invierno. Del coro al sexo de la loba que huía a los bosques intemporales de la Edad Media. Verba vedata sunt fodido en culo et puto gafo era el tabú de la primera cabaña levantada en el bosque infinito, era el tabú de la cagarruta de la cebra de la que salieron las multitudes que elevaron las catedrales. Las blasfemias flotaban en los pantanos, las turbas temblaban bajo el látigo de los obispos de mármol mutilados, se empleaban sexos femeninos para moldear sapos. Con el tiempo reverdecían las religiosas, de sus costados secos crecían ramas verdes, los íncubos les guiñaban el ojo mientras los soldados meaban en los muros del convento y los siglos hormigueaban en las llagas de los leprosos. De las ventanas pendían racimos de novicias secas que producían, con la ayuda del cálido viento primaveral, un suave rumor de oración. Tendré que pagar mi cuota, Ricardo Corazón de León, fodido en culo et puto gafo

EN LA OCTAVA Esta mancha es ligeramente cóncava y se halla cubierta de pelos muy finos, rizados, tomados del pubis de una joven adolescente danesa de ojos azules muy claros, rolliza, con la piel quemada por el sol , toda inocencia y candor. El espectador deberá soplar suavemente sobre los pelos.

EN LA DUODÉCIMA Una hermosísima foto de la cabeza de Cristo coronado de espinas pero riéndose a carcajadas.

EN LA DECIMOSEXTA. Al abrir la mancha se ve a dos o tres metros de distancia una Anunciación de Fra Angélico, muy bien encuadrada e iluminada, pero en un estado lamentable: desgarrada a cuchilladas , embadurnada con brea, la cara de la Virgen cuidadosamente ensuciada con excrementos, los ojos reventados con agujas y en el cielo una inscripción con letras muy toscas: “Abajo la madre del turco”.

LA DECIMONOVENA Una maqueta de menos de un metro cuadrado detrás de la mancha representa el desierto del Sahara bajo una luz aplastante. Cubriendo la arena, cien mil pequeños maristas de cera, con el alzacuello blanco destacando sobre la sotana. Con el calor, los maristas se derriten poco a poco. (Será necesario tener varios millones de maristas de reserva).

EN LA VIGÉSIMA: Se abre esta mancha. Alineados sobre cuatro tablas se ven doce pequeños bustos de terracota que representan a la Sra…, maravillosamente bien hechos y de gran fidelidad, a pesar de sus dimensiones de unos dos centímetros. Con una lupa se constatará que los dientes están hechos de marfil. El último pequeño busto tiene todos los dientes arrancados

Escritos de Luis Buñuel
Instituto de Estudios Turolenses
Edición a cargo de Manuel López Villegas
Prólogo de Jean- Claude Carrière


Jirafa 4.

SALVADOR DALÍ, JIRAFAS ARDIENDO, 1936, óleo sobre madera, 35x27cm, Basilea. Se relacionan aquí dos ideas, la guerra civil española y su ilustración del descubrimiento de Freud, mediante el uso de cajones (gavetas) secretas que sólo el psicoanálisis es capaz de abrir. Los cajones simbolizan todo aquello que puede contener, que puede ser un recipiente, alude al útero. La jirafa es el símbolo viril del horror cósmico del Apocalipsis, símbolo de la Guerra Civil Española. El concepto freudiano de PENSAMIENTO ENCAJONADO se asocia con esta imagen.

Anuncios

5 Comments

Add yours →

  1. Muy bonito tu texto,un placer leerteque tengas un feliz fin de semanaRMC

    Me gusta

  2. ¡Arde por las cuatro patas !, señor Ortiz Albero———————-Gracias, RMC. CAsi terminando el fin de semana, con lluvia por fin.

    Me gusta

  3. Hoy se me ha aparecido las jirafas por todos los caminos.Oniricos y reales. Hasta he llegado al trabajo y estaban dando un curso de comunicación. Y ser jirafa era lo mejor. Veías desde arriba, analizabas y zas…Bssssssss desde la- Mancha-manchega.!Me encantan,los cajones secretos¡.

    Me gusta

  4. Si estiro el cuello como una jirafa… a lo mejor te llegan mis besos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: