Una página de Chéjov

El maestro: “¿De qué está hecho el corazón?” . La muchacha (tras reflexionar un poco): “De cartílago”.

No fue Terejov quien mató, sino su hermana: él solamente la tenía por los hombros y la sacudía.

Diferencia entre el hombre y la mujer: la mujer, al envejecer, se ocupa más y más de asuntos de mujeres. El hombre, al envejecer, se aleja cada vez más de ellos.

Cuando en una casa alguien lleva mucho tiempo enfermo, todos, secretamente, desean que se muera, salvo los niños, que son incapaces de concebir la sola idea de la muerte. La sola idea de la muerte de su madre, por ejemplo, los paraliza de horror.

“Hazte amigos de injusta riqueza”, reza el proverbio, porque la riqueza justa no existe ni puede existir.

En una pieza.
La muchacha (a un invitado): Mi caballo ya cumplió un ciclo. Me haría falta otro.
La madre (distraída): ¿A dónde se fue tu caballo?
La hija: Mamá, hay que escuchar al otro…
La madre: No me atrevo a decir más, entonces.

Esta historia de amor surgida tan de repente y a destiempo… Es, ¿sabe usted?, como llevar a los niños de excursión, todo es bello, apasionante, y de repente… uno de los chicos vomita pintura al óleo.

Anton Chéjov. Cuaderno de notas.
Traducción Leopoldo Brizuela.
Ed. La Compañia de los Libros & Páginas de Espuma
2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: