Feliz cumpleaños

Ayer por la tarde Daniel volvió del colegio con “una sorpresa en la mochila” y un poco de  purpurina en los dedos, el pantalón, la cara… El cuaderno de idayvuelta traía una nota de Virginia (la profa de Daniel, por si no recordáis). La nota decía que en la mochila viajaba una sorpresa en forma de rollo azul. Aclaraba que era algo que Daniel debía entregar a Jorge.
No hablamos más de la sorpresa hasta que llegó  a casa el destinatario de la misma.
Inma- ¿Le das la sorpresa a papá, Daniel?
Daniel (se tensa, bota, rie un poco): Síiii…
Jorge- ¿Una sorpresa, hijo?
Inma- Claro, por el cumpleaños de papá, ¿no?
Daaniel – Síiii
Jorge desenrolla el rollo azul y aparece:
Todos (adultos): ¡Madre mía, qué chulo, pero qué bien hecho, qué pasada! ¡Vaya escudo del Barça que te ha quedado, Daniel! ¿Lo has hecho tú solo?
Daniel: No
Inma: ¿Nooo? ¿Te ha ha ayudado Viriginia?
Daniel: Sí
Inma: Pero, esto, lleva mucho trabajo…. costará mucho hacerlo…
Daniel: No
Jorge: Claro, es que el curro se lo ha llevado Viriginia, o qué….
Daniel: No
Inma: Bueno, tú habrás pintado los colores en la pizarra digital…
Daniel (bote, risa): Síiii
Jorge: Anda, dame un abrazo, me gusta mucho, hijo, de verdad, mucho…
Tía: Esto va al blog.
Acotación:
La sinceridad de Daniel, de la que hablábamos ya en el pasado post, está  resultando realmente encantadora y hasta extrema, a veces (ja, ja…). Lo cierto es que su mejora comunicativa nos está permitiendo matizar rasgos de su carácter mucho mejor. Estamos descubriendo el alcance real del Daniel “bromista”, incluso socarrón, un tipo al que le gusta jugar al equívoco, regatearte las certezas, llevarte a la confusión… es un maestro ya, así que no quiero ni pensar lo que será dentro de un tiempo.
Hoy es el cumpleaños de Jorge. Yo que soy mayor (ya mayor que muchas cosas y que muchos), recuerdo bien el día en que mi hermano y padre de mi sobrino llegó a este mundo (era sábado); recuerdo bien la tarde en que me llevaron a conocerle a la clínica, apenas unas horas después de su nacimiento.  Recuerdo muchas cosas, que es lo que les pasa a las hermanas mayores y a las tías. Lo que no recuerdo es cuándo se hizo del Barça. Daniel, en un sentimiento de identificación con su padre (vínculo fortísimo entre ambos, vínculo completamente atávico entre ambos) también es del Barça. Aunque ahora menos, absolutamente volcado y entregado al baloncesto como está ahora, especialmente al CAI Zaragoza. Su distanciamiento respecto al fútbol no le ha impedido, sin embargo, compartir con su padre un regalo tan colorista. Ahora hay que esperar para ver cuál será la sorpresa para su madre, que también cumple años el viernes.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: