Poetizando -37: el silencio

Amo más tu silencio, que se oculta
en la noche y en las azoteas,
que la extensión de tu palabra
sembrada de locuaces girasoles.
Yo te creo. Y me vale.
Amo más tu nostalgia atribulada,
con la que te defiendes
del trabajo y de los días,
que la firmeza cordial y gruesa
de tus aseveraciones.
No me importa esperarte.
Amo más tu cuerpo exhausto
y la cadencia de su latido
en el que la tierra tiembla y mi vida,
que la presencia exacta
del número de tus pasos
delineando las calles.
Yo te reconozco.
Yo te amo y no temo
que tu amor a veces no cobije
sino puertos y barcos que navegan crujiendo
contra el horizonte,
porque yo soy tu barco
como eres tú mi puerto
y eres tú mi horizonte
como yo soy la noche donde el amor
respira.

La fotografía es de José Antonio Melendo © 2007

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: