Cuentos e historia

Paul Cézanne. La maison du pendu, Auvers-sur-Oise, 1873. Oleo sobre lienzo. Musée d’Orsay. ©photo Musée d’Orsay

Mira Editores cumplió hace no mucho el número 100 de su colección de narrativa. Para celebrarlo los responsables de la editorial decidieron que ese número 100 acogiese a los autores que hasta el momento habían publicado en la colección. Se trata de un volumen de relatos (“Relatos para el número 100“) de una buena parte de dichos autores, y en él se incluye un relato escrito por mi, El paseo.

Es un cuento inspirado en los mismo hechos reales de que habla otro relato, 1950, incluido en La arquitectura de tus huesos. Dos relatos de estilo narrativo muy diferente, creo, que utilizan voces distintas, tiempos dramáticos disparejos y que lanzan interrogaciones que no se excluyen, sino más bien se suman de uno a otro.

Ambos hablan de una mujer, que vivió en una localidad aragonesa desde finales del siglo XIX hasta 1950. Una mujer a la que le pasaron por encima muy cruelmente las consecuencias de las sucesivas guerras en las que se vio envuelto este país: Cuba, Marruecos, la Guerra Civil. En ellas perdió dos maridos, dos hijos, un yerno y dos nietas. Perdió toda la vida. Y siguió viviendo.

Una figura que me impresionó vivamente, cuando leí las no menos impresionantes memorias de Jesús Pueyo, un hombre sin más, de vida intensísima y complicada. Memorias a las que llegué de la mano de Jesús Malón, el hombre que tiene una tienda de prensa y libros en Zaragoza, un quiosco en torno al cual aglutina una pléyade de buenos e intensos lectores y discutidores, de aficionados al cine también, cuyos comentarios y análisis sobre Pan de Oro me han dejado con la boca abierta en más de una ocasión. Jesús Malón es un quiosquero vocacional diría yo, que ha vendido, insólitamente, más de trescientos ejemplares de Pan de Oro, y que ahora prepara la publicación de un libro sobre la memoria histórica, convencido como está de que al futuro se llega mejor sobre dos patas. Por ambas cuestiones, mi reconocimiento.

Anuncios

10 Comments

Add yours →

  1. Enhorabuena por ese relato publicado. Cada vez tengo más ganas de empezar Pan de Oro.Besos.Rosa.

    Me gusta

  2. Felicidades por formar parte de esa publicación. Y felicidades también a la editorial, es todo un logro haber llegado a los 100 títulos cuando la competencia es tan feroz… Y felicidades también a tu librero/quiosquero. La verdad es que estás muy bien rodeada.Besos, querida amiga.

    Me gusta

  3. Muchas gracias, amigas mías.De verdad que el esfuerzo de Jesús Malón merece todo el reconocimiento.Un abrazo.

    Me gusta

  4. No sabes cómo me alegra saberlo.Los de Mira (por lo menos el que estaba en el Stand) no me dejaron buena impresión tras mi afanosa búsqueda de tu libro.Ya te diría Fernando.Enhorabuena.

    Me gusta

  5. Ya me dijo. Lo siento. Procuraremos remediarlo.Un beso

    Me gusta

  6. Querida Luisa, tenía abierto tu blog mientras hablábamos esta tarde. Hay una frase del vídeo que has colgado más abajo que me ha venido al pelo: no puedo recordar realmente cuándo tuve por última vez una esperanza. En cualquier caso, gracias por escucharme. Un beso.

    Me gusta

  7. Esperanzas, Lamia, minuto a minuto, ya sabes, minuto a minuto. Nada que agradecer. Conversar es siempre muy recomendable. Un beso.

    Me gusta

  8. Enhorabuena Luisa y veo que Jesús Malón sabe apreciar lo que vale.Un abrazo

    Me gusta

  9. Jesús Malón es, Alba, por lo que yo sé, sobre todo un hombre cabal.Besos, y gracias, gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: