El escarnio de los deshaucios

Lo que ocurre con los deshaucios en este país es que además de constituir un tremendo drama personal y social absolutamente desproporcionado son un escarnio. Representan, son en sí mismos, la manifestación más inmediata y cruel, multiplicada por cada uno de los miles de casos,  del inmenso engaño, de la inmensa farsa que ha sido el crecimiento económico y la prosperidad de hace unos años. Un reality que, como en los mejores realtys televisivos,  termina teniendo consecuencias reales. Son un escarnio porque reflejan la cara más abusiva, cínica y cruel, despiadada de esta perfecta tormenta.

 

De conformidad con el párrafo 1 del artículo 11 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, a sí el Comité Derechos Sociales Naciones Unidas2 dice que los Estados Partes “reconocen el derecho de toda persona a un nivel de vida adecuado para sí y su familia, incluso alimentación, vestido y vivienda adecuados, y a una mejora continua de las condiciones de existencia”. Reconocido de este modo, el derecho humano a una vivienda adecuada tiene una importancia fundamental para el disfrute de todos los derechos económicos, sociales y culturales.

(Simplemente, ver en Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Derecho_a_la_vivienda)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: