Muelas-Un blog para Daniel

El viernes pasado el dentista que ha atendido a la familia de Inma durante muchos años le extrajo a Daniel dos muelas de leche que aun tiene; se le movían mucho y las nuevas empujaban sañudamente, buscando su sitio. El chico no lo pasaba bien. Fue una suerte que el dentista que Inma conocía desde hacía muchos años hubiera tenido alguna experiencia con chavales diverso-funcionales. No es exactamente igual el asunto de la dentición en ellos, al menos en los chicos con parálisis cerebral. También a la hora de afrontar la extracción pueden presentarse circunstancias y necesidades diferentes, como la de tener que anestesiar completamente al paciente. Afortunadamente, no fue el caso. Todo fue bien y rápido.
Por estos lares, digo C. A. Aragón, dentro del programa público de salud buco-dental infantil,  existe una atención especializada para los chicos con discapacidad. Si no recuerdo mal, alguna vez ya hemos hablado de esto. No fue una ocurrencia “de oficio”: ojalá así hubiera sido. Pero, no. Cada cosa es una pelea. La administración sanitaria percibió la necesidad del servicio cuando los presuntos usuarios le dijimos que nos parecía muy bien que incluyeran a Daniel (y a Juan, y a María, y a Enrique, y a Paula…) en el programa infantil de atención buco-dental, cuando este se puso en marcha hace apenas unos años. Pero que ninguno, o casi, de los profesionales del listado propuesto (se trata de un convenio con profesionales que ejercen su actividad en el ámbito de la medicina privada) atendería a nuestros chicos. Ah, es verdad, concedió la administración. E incorporaron al programa general un acuerdo particular con el Hospital San Juan de Dios de Barcelona, por el que una odontóloga ha estado viendo a los chicos en una consulta en el Hospital San Juan de Dios de Zaragoza y también en los colegios, revisando sus procesos dentales dos veces al año por lo menos. Todo el mundo está muy satisfecho con su trabajo. Una sola persona hace un trabajo muy valioso y muy preciso.
Ahora está de baja. Por lo menos desde hace un mes. Tiene derecho, pobre. Un mes que hace aproximadamente que Inma llamó la primera vez para que viera a Daniel porque las muelas etc, etc.  Menos mal que todo ha ido bien y no ha habido que esperar hasta el 26 de diciembre (fecha de cita, que le dieron a Inma). No, no hay nadie más. No, no hay sustituto o sustituta. Parece que van a procurar que  haya.
– ¿Fuiste valiente, Daniel?
– Síii
Inma dice que ya se le ha olvidado, pero que el viernes hacía cosas con la boca porque se encontraba con los huequillos, y que por eso se le ponía una expresión muy graciosa.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: