El rey del mambo

 

Ya se sabe que los problemas y particularidades de la adolescencia comienzan antes. La construcción de la personalidad, a través de las manifestaciones del carácter en un movimiento continuo de propuesta-respuesta se deja notar en el entorno del pre-adolescente a lo largo de muchos años.
Bueno, parece que ahí estamos. Uf.
Todos recordaréis (o deberíamos procurar hacerlo, es un buen ejercicio de comprensión y empatía con los nuevos pre-adolescentes y adolescentes) vuestros propios años de adolescencia. Muchos estaréis pasando por los de vuestros hijos, sobrinos, hijos de amigos… En fin, todos sabemos de lo que hablamos.
Lo que ocurre en el caso de los chavales con diversidad funcional (dependiendo además, claro está, de la tipología de esta diversidad, y de su grado) es que -también en ésto- la cuestión se complica. Nada nuevo. Pero, sí algunas particularidades. Por lo menos, en el momento de vivir, de afrontar esa especial etapa, de comprenderla y de aportar las soluciones y resoluciones más adecuadas, de acertar efectivamente con las más constructivas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: