El luminoso regalo, de Manuel Vilas

Quizás en un futuro la ciencia y la tecnología consigan liberarnos de la determinación que el bloqueo de genes parece infundir a nuestro comportamiento sexual.  Quizás entonces el sexo dejará de ser uno de los instrumentos más eficaces en la ordenación social y sobre todo en el ejercicio del poder económico. Pero, mientras tanto Manuel Vilas ha escrito El luminoso regalo (con él está de gira por España y hoy, 10 de abril,  lo presenta en Zaragoza).

He leído varias de las entrevistas que ha concedido el escritor. En alguna de ellas ha dicho que el capitalismo ya no le interesa (como tema, entiendo, aunque da lo mismo). Sin embargo, pienso que con esta novela lo que ha hecho en cierta manera es dejar al capitalismo en pelotas: porno-gráficamente en pelotas. Sexo y poder, en el sentido más atávico, en el sentido en el que el sexo (como la naturaleza) es bello-feo-necesario-generoso-cruel-tirano-apetecido-ineludible. El más primario instrumento de felicidad, también de dominio.

Dejo aquí ahora este apunte – simple-. Muchos apuntes más pudieran ser anotados en relación al discurso literario y cultural de El luminoso regalo, una novela cuyo tema ha permitido a Vilas reforzar aún más su personal estilo narrativo, la potencia indiscutible de sus frases, estampadas más que escritas. Unos cuantos apuntes diversos pudieran añadirse.  Podríamos alargarnos en señalar, por ejemplo, todo un discurso referencial y circular -además de las citas establecidas por el propio autor respecto a  Lars Von Trier o Cumbres Borrascosas o Bataille-  que pasara por el paganismo,  la iconografía  y usos medievales, Choderlos de LaclosSade, Passolini, Portero de Noche, El imperio de los sentidos, sobre todo … y aún más.

Sin embargo, por el momento, sólo una cosa para terminar, al menos ahora: a esta lectora El luminoso regalo le parece un texto -paradójicamente- lleno de impotencia y desesperación. Será deformación por la época que vivimos,  será porque esta lectora es mujer – y la novela de Vilas es  profundamente masculina (otra vez la cuestión del bloqueo discriminado de  genes según sexo)- pero creo que se trata evidentemente de una novela apocalíptica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: