Esta mañana tempranito hemos ido al cole de Daniel. Virginia (su gran profa, por si no lo recordáis) nos había citado para la reunión trimestral. Daniel ha llegado con cara de sueño y  de vaya gracia con el cambio de hora, aunque – eso, sí- completamente predispuesto a pasárselo chachi pirulí qué emoción durante la visita al Pabellón Príncipe Felipe, para asistir a parte del entrenamiento de su idolatrado CAI Zaragoza – ¡¡Caiii- Caiii-Caiii!! . Hemos pedido que hicieran, por favor, fotos para ponerlas  por aquí, y también alguna para dejársela enmarcada en su habitación. A ver qué tal ha ido.
La reunión ha sido francamente satisfactoria. Daniel progresa mucho, y sobre todo tiene una disposición excelente. Como novedades más señalables:
– Que en el campo de comunicación aumentativa van a intentar pasar del barrido automático a la elección de opción. Bueno no sé si lo escribo con los conceptos exactamente precisos, pero lo explico: ahora Daniel estudia sus temas usando comunicación aumentativa en el ordenador, mediante un sistema de barrido automático, por el que le van pasando las diferentes opciones entre las que ha de seleccionar una respuesta (bien una opción válida a una pregunta formualda, bien algo que él tenga que elegir para hacer, etc.) Debe esperar a que el ordenador exponga todas las opciones, luego volver a escuchar y seleccionar la suya. Como otro paso más, ahora se tratará de que Daniel no tenga que esperar a escuchar todas las opciones, sino que pueda parar en el momento en que oiga la que le interesa y seleccionarla. Esto no sólo implica un acto de voluntad más consciente y con más rapidez en el tiempo de reflexión y respuesta, sino también el uso de sus dos manos: una para parar y otra para seleccionar. A quienes tengáis habilidades sin merma, os parecerá algo simple. Pero para la gente con problemas de motricidad no lo es. También implica una actividad cerebral muy compleja, que en general todos automatizamos, pero que muchas personas deben aprender paso a paso, a su ritmo, como cuando aprendéis a conducir (más o menos).
– Que Daniel prueba más cosas a la hora de comer. En general, las personas con problemas de desarrollo madurativo precisan costumbres bastante rutinarias y cosas conocidas, que se vayan repitiendo (un poco como los niños, aunque no es exactamente así). Además, Daniel no es muy dado por carácter a las novedades improvisadas. Si a ambas cuestiones, añadimos que su alimentación se basa en triturados, le cuesta introducir nuevos sabores y texturas. Esta mañana nos han dicho que desde hace un tiempo en el comedor escolar observan y constatan que no se niega a probar las cosas, y que luego ya manifiesta que le gusta o no. Todo un adelanto.
Muchas más cosas nos han contado: sus avances en matemáticas, su buena educación postural, lo bien que va la silla nueva, los avances en el lenguaje (está Daniel completamente “repite-monas”, tanto en casa como en el colegio, y eso nos da muchas posibilidades), y en fin, en general, todo muy bien. Muy contentos.
Y yo más contenta. Porque la reunión ha comenzado con esta postal de felicitación que Daniel (con ayuda de su profa, claro, gracias Viriginia) hizo ayer, y que ha sido entregada con gran fiesta y golgorio, acompañada de la canción “Cumpleaños feliz”, personalizada para la moi a través de una grabación en pulsador. Todavía estoy bailando.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: