Baywatch

 

A la playa, a la playa… repetía Daniel el otro día, antes de partir.
Me mandan estas reveladoras imágenes. Me cuentan que insiste: ¡playa, playa!, mientras voltea la cabeza en dirección al mar, una y otra vez. Los progenitores de Daniel interpretan agudamente que su chaval no va a perdonar el baño… Todos los veranos, por lo menos, algun bañito en el mar. Esperemos noticias sobre cómo ha ido. Hay algunos inconvenientes, tanto físicos, como logísticos -claro-. Siempre los solventan. Como este tema de las playas adaptadas y no adaptadas tiene su miga, lo abordamos el próximo post, una vez que tengamos crónica playera.

 

 

Con esta Super Gorra…

 

Ya puedo vigilar, y tomar un rato la sombra…

 

Pero mañana, ¡¡me baño!!!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: